sábado, 19 de febrero de 2011

Escrito de 250 palabras sin la letra E

"De mayor seré...lo que yo quiera", de Eduard Punset.


Ahora pasa un caso muy común, muy normal para los novatos alumnos iniciando su camino a su futura  vocación, como indagar a sí mismo si la ruta optada para principiar su vida como alumno  y a continuación como trabajador, podría finalizar no apropiado para lo ansiado a futuro o a largo plazo. Años atrás a los niños los formaban sin acatar su gusto, por lo contrario, los instruían para lo solicitado por la comunidad (campos como la industria), y olvidaban los  campos artísticos.

Punset analizó y opinó, tanto papás como hijos no atiendan las solicitudes impropias, y por contrario, apoyar y patrocinar los gustos  para su futura vocación  y cultivar lo artístico, lo imaginativo, ignorado al pasar los años.
Para cultivar la imaginación y la habilidad artística, toca intuir los gustos por un oficio, distinguimos varios pasos: para iniciar, indagar lo más disfrutado, su agrado por trabajar; a continuación, distinguir la pasión, distinguir las practicas, avivando su fascinación al máximo por lo ansiado; próximo paso, admitir la indagación y profundización y aplicarlas a la aptitud ansiada, para concluir, una cuarta proposición, aclara, todos los caminos, ambicioso o no, abarca  compromiso y dificultad  continuos.
Por último, nos narra una historia, la ruptura industria-artística, iniciando por mirar atrás, pasando por los Siglos XV y XVI, allí, la industria y la artística iban de la mano, hasta la Ilustración, donde gracias a la conmoción causada por las industrias y la mano trabajadora, obligaron a combatir a la factoría contra las artística y la voluntad.

2 comentarios:

  1. Punset analizó y opinó, tanto papás como hijos no atiendan punsEt.

    ResponderEliminar